¿Cómo se Reconstruye el Pezón Areola?

La reconstrucción del pezón es una de las cuestiones más importante en la reconstrucción de mama. Sin el detalle de la areola y el pezón la reconstrucción mamaria puede dar un resultado estético limitado. El resultado óptimo se observa cuando  se reconstruye el pezón y se realiza el tatuaje de la areola, logrando así, una simetría, no sólo del volumen, sino una simetría visual. La simetría visual completa permite el resultado más satisfactorio para la paciente tanto vestida como en la intimidad.

 ¿Dónde se reconstruye el pezón?

El pezón tiene una forma cilíndrica elevada en el centro de la mama. La mama tiene una forma circunferencial y la reconstrucción del pezón debe localizarse en el centro.  Los dos pezones deben quedar a la misma altura y simétricos respecto a la línea media del esternón. También deben localizarse en el meridiano de la mama, que habitualmente coincide con la continuación del margen lateral del músculo recto abdominal. Idealmente la inclinación del pezón debe ser de unos 5º ó 10º hacia arriba, teniendo el 55% del volumen de la mama por debajo de él y el 45% por encima.

¿Qué tamaño tiene el pezón?

Cuando la reconstrucción es de un solo pezón, el tamaño ideal debe ser el más parecido al pezón del otro lado. Habitualmente la altura del pezón suele ser entre 3 y 5 mm con un diámetro de 5 mm. El diámetro de la areola suele ser  de 42 mm, aunque está sujeto a muchos cambios según las características de la paciente (edad, tamaño de la mama, lactancia previa).

¿Cómo se reconstruye el pezón?

Una vez decidida la localización del pezón que se va a reconstruir, existen multitud de diseños posibles para reconstruir tanto pezón como areola.

Nuestro diseño preferido es el “diseño en estrella”. Tiene la ventaja de ser sencillo, lograr el diámetro deseado, quedar bien relleno de grasa y aprovechar las cicatrices previas.

La estrella se diseña con tres puntas, de tal manera que se gira una punta sobre otra, lo que da la altura al pezón. La tercera punta sirve como “tapa” para cerrar el pezón desde arriba.

Reconstrucción del pezón
Reconstrucción de pezón. Diseño del colgajo en estrella y resultado inmediato

La suturas pueden retirarse trascurridas 2 semanas.

¿Cómo se reconstruye la areola?

Nuestra recomendación para reconstruir la areola es la micropigmentación. Se trata de introducir pigmentos por medio de inyección indolora. Se puede realizar en la consulta sin necesidad de anestesia. Se debe comprobar el grado de pigmentación, de tal forma que ambas areolas se parezcan. Normalmente requiere dos sesiones y algún repaso con el paso del tiempo, ya que el pigmento no es definitivo. El diámetro de la areola vendrá determinado por el diámetro de la areola del otro lado, logrando así la mayor simetría.

¿Cuál es la evolución de la reconstrucción de pezón?

La reconstrucción del pezón suele tener la mayor proyección de altura en las primeras semanas, pero habitualmente se va aplanando poro a poco hasta llegar a la situación definitiva, aproximadamente 3 ó 4 meses después. Por ese motivo es conveniente “exagerar” levemente la altura del pezón, de tal manera que la paciente conserve altura al final del proceso de cicatrización y evitar el aplanamiento.

Consúltenos para valorar una reconstrucción de pezón.