15 Recomendaciones Para Pacientes en la Visita Médica

Visita médica. Apunte sus dudas.
Visita médica. Apunte sus dudas.
Apunte sus dudas para resolverlas en la consulta médica. Así evitará perder información.

15 Recomendaciones Para Que Los Pacientes Hagan Una Buena Visita Médica

En muchas ocasiones los paciente se encuentran ante situaciones inesperadas, con diagnósticos que quebrantan de forma brusca su actividad cotidiana. Ocurre que deben acudir al médico, y son presa de un manojo de nervios, están asustados y no consiguen tener una buena comunicación con los equipos médicos debido a una situación psicológicamente desbordante.

A veces no se logra establecer una relación de empatía con los profesionales sanitarios, y aunque los pacientes reciben la información, es posible que no la recuerden por completo, o que el médico o la enfermera no hayan dado todos los detalles del procedimiento que se va a realizar.

¿Qué podemos hacer para mejorar la visita médica?

Existen algunos trucos que podéis utilizar para mejorar la experiencia de la visita médica y sacarle el máximo rendimiento. Vamos a repasarlos.

  1. Respire dos veces antes de entrar: parece obvio, tomar la respiración e intentar tranquilizarse antes de la visita. Es importantísimo, pero en muchas ocasiones se escapa de nuestras manos. Todos hemos sido presa de los nervios alguna vez, y todos somos conscientes, tanto los pacientes como los profesionales, de que esto ocurre de forma natural.
  2. La presencia de un familiar siempre es beneficiosa. Permite dar apoyo al paciente, pero además, siempre existe la posibilidad de que entiendan mejor la conversación. Ambas pueden escuchar la información y entender o aclarar lo que se haya comentado. Además, el familiar puede anotar la información, dudas o preguntas que surjan, ya que el paciente ya tiene bastante con su propio proceso. El familiar siempre es una buena descarga para el paciente. Las palabras de apoyo de un familiar de confianza que sea tranquilo pueden ayudar en ese momento antes de la visita.Reconstrucción simétrica
  3. Tratar de establecer una relación cercana con el personal de enfermería. En muchas ocasiones, los médicos trabajan bajo presión ya que tienen agendas completas, así que la disponibilidad de tiempo y por tanto de intercambio de información puede ser limitada. Para los pacientes puede resultar muy útil enlazar con el personal de enfermería, que quizás puede dedicarle unos minutos extras mientras el médico visita al siguiente paciente. También puede ayudarle a aclarar las dudas y a concretar un poco más la información, en algún aspecto especial. También puede ayudarle a entender el la información en un lenguaje más cotidiano, ya que el lenguaje médico puede resultar excesivamente técnico en algunas ocasiones. Además, es posible que se le ocurran preguntas transcurridos unos minutos después de terminar la visita médica, pequeños detalles, que pueden ser resuelto con la enfermera.
  4. Si busca información sobre una intervención quirúrgica, pida que le hagan dibujos sencillos para entender mejor cómo se realizará la intervención. incluso puede llevárselos a casa, le ayudará a recordar la información.También pida que en la medida de lo posible le enseñen las radiografías y pruebas de imagen para también entender mejor su diagnóstico y la operación que le proponen. Esta es la manera más específica de obtener información sobre su proceso, y mucho mejor y más directa que tratar de comparar con otras experiencias que pueden aparecer en Google y que en cambio pueden no ser comparables. También puede pedir información sobre otros pacientes, imágenes sobre otros resultados previos.Diseño de colgajos abdominales y cierre abdominal
  5. Cuando el médico o la enfermera le ofrezcan un teléfono de contacto o alguna otra vía (correo electrónico, etc.) no desaproveche la ocasión. Es una excelente oportunidad para contactar con los profesionales que se van a ocupar de usted, y le permite resolver dudas en los momentos más convenientes para ambos. Puede que el médico tarde en responder su correo, pero lo más probable es que encuentre el tiempo para hacerlo. Si no le contesta, no puede establecer vías de contacto, es muy difícil hablar con él/ella o pone barreras para el encuentro, mi recomendación es replantear la situación y valorar buscar profesionales más disponibles para usted.
  6. Utilice los recursos que el equipo médico haya puesto a su disposición en internet. En ocasiones los profesionales escriben información sobre los procedimientos en los blogs de su página web. Esos blogs contienen las preguntas y respuestas más frecuentes, incluso aunque parezcan insignificantes. Por ejemplo en nuestro blog ponemos por escrito la misma información que damos a los pacientes en la consulta, así los pacientes pueden reforzar la visita médica, la información, aclarar detalles y tienen además nuestro teléfono y correo electrónico disponible para que realicen las aclaraciones necesarias.
  7. Consultar en Google sobre su procedimiento puede terminar por desorientar a los pacientes. Y no me refiero a que la información sea errónea. Me refiero a que profesionales y pacientes aparecen en Google dando información y contando sus experiencias. Sin embargo no todos los pacientes tienen las mismas enfermedades ni circunstancias, por lo que la información que dan puede no ser aplicable a otros pacientes. Distinguir este aspecto puede ser realmente complicado incluso para los profesionales, ya que incluso los pacientes con enfermedades parecidas pueden ser tratados de formas distintas. Por tanto mi recomendación es evitar búsquedas en Google como primera herramienta. Es mejor buscar la información que el equipo médico que la atiende tiene publicada en internet.
  8. Si quiere conocer la opinión de otros pacientes atendidos por el equipo médico, puede pedirlo abiertamente. Siempre suele haber alguien de confianza que estará encantado de compartir con otro paciente su experiencia de primera mano.
    Testimonios y Opiniones
  9. Durante la visita médica pregunte cuáles son todas las alternativas que hay para tratar su caso. A veces es humano tratar de simplificar las situaciones para hacerlas más manejables. Sin embargo conviene no perder de vista todas las opciones. Sé que esto puede resultar complicado porque con los nervios y la ansiedad, a veces tener mucha información parece que nos deja la situación menos clara. Por eso recomendamos siempre venir acompañados por un familiar para ayudar en ese proceso.
  10. Cuando existan diferentes alternativas, no tome la decisión al momento. Mi más sincera recomendación es esperar y respirar dos veces, otra vez 😉 Si existen diferentes alternativas, recoja claramente los beneficios e inconvenientes de cada una, y dedique tranquilamente en casa un tiempo a meditarlo. La situación en la consulta médica es estresante, y los pacientes no están en su ambiente. Tampoco tienen la obligación de tomar decisiones inmediatas. Tómese unas horas en casa para pensarlo tranquilamente, con su familia y allegados, personas de su confianza que le conozcan bien y le ayuden a tomar la mejor decisión informada para usted.reconstruccion de mama bilateral
  11. Valore todas las alternativas médicas, no dude en pedir una segunda opinión. Siempre es bueno tener la mayor cantidad de información posible. Por supuesto esto no garantiza nada respecto al resultado, pero al menos sabremos que la decisión que se tomó fue de la manera más concienzuda. Tenga en cuenta, que para una misma enfermedad pueden existir diferentes tratamientos, y que no todos los médicos han tenido las mismas experiencias con los diferentes tratamientos. Por tanto, la información que le darán siempre contiene un elemento de experiencia personal. No interprete esto como una falta de congruencia o de profesionalidad. Sencillamente, como la vida misma, la realidad puede ser interpretada de múltiples maneras. Si pide varias opiniones, no intente llegar al punto medio, ya que tampoco es seguro que su caso esté en ese lugar. Cuando haya decidido quién quiere que sea su médico, aténgase a sus recomendaciones, y verá como normalmente logra los resultados esperados.
  12. Antes de una intervención consulte si necesitará rehabilitación o fisioterapia, busque dónde la puede hacer, suele haber centros cerca de los domicilios de los pacientes, más de lo que espera! SI va a necesitar implantes, prótesis externas, fajas, prendas específicas, etc. consulte dónde puede encontrar las preferidas por su equipo médico. Normalmente le recomendarán las que mejor resultado han tenido en su experiencia.
  13. Pregunte los tiempos de recuperación, momento estimado del alta, cicatrización de heridas, cuando le quitan puntos, cuando puede hacer vida en domicilio y cuando puede volver a trabajar y hacer deporte.Recuperacion intervención
  14. Pregunte la opinión a su médico de cabecera. Son profesionales que velarán por usted sin otros intereses. Le pueden dar una opinión distinta y valorar su situación general. No lo desaproveche.
  15. No deje nunca preguntas por hacer. Es preferible resolver todas las cuestiones en la consulta. No desaproveche la oportunidad. Una vez resuelta la consulta y elaborado su plan, los profesionales suelen incomodarse cuando en la misma mañana de la intervención los pacientes plantean nuevas consultas, dudas, alternativas o qué intervención se va a realizar. Esto denota un defecto de la comunicación y una falta de maduración en el proceso de la enfermedad, atribuible siempre a ambas partes de la interacción, tanto profesionales como pacientes, y que hay que evitar para no tener sorpresas desagradables. Una correcta información le permitirá aumentar las posibilidades de llegar a buen puerto.La consulta médica

Tejidos Propios en la Reconstrucción de la Mama: Colgajo DIEP

Reconstrucción simétrica
Reconstrucción simétrica
La reconstrucción de ambas mamas debe intentarse en la medida de lo posible con tejidos similares entre sí. Cuanto más parecidos sean, más parecido será el resultado y la evolución en el largo plazo. La simetría de la reconstrucción es fundamental en el largo plazo.

Tejidos Propios en la Reconstrucción de la Mama: Colgajo DIEP.

Hemos publicado este nuevo post en la web de nuestros amigos del Grupo Pedro Jaén.

En este post repasamos diferentes aspectos de la reconstrucción de la mama a modo comparativo entre los tejidos propios y los implantes de mama.

Laceraciones de Tendones de la Mano

Lesiones de mano
Lesiones de mano
Los movimientos finos de la mano se ven afectados en las lesiones de tendones flexores debido a su relación importante con los músculos lumbricales de la mano.

Uno de los problemas tratados con más frecuencia  en cirugía de la mano son las secciones de los tendones flexores. El movimiento fino de la mano depende de forma importante de los tendones flexores, ya que se encuentran en íntima relación con los músculos lumbricales. Los tendones flexores se suelen dañar en traumatismos severos de la mano, así como por laceración o sección por instrumentos cortantes como cuchillos.

Los tendones flexores en los dedos se encuentran localizados en el  canal flexor y se rodean de importantes estructuras formadas por fibras paralelas y oblicuas que se denominan  poleas y que se encargan de mantener el momento de fuerza del tendónLas laceraciones de tendones flexores cuando ocurren en los dedos pueden tener lugar a dos niveles:

  1. En la sección de flexor en zona I la lesión ocurre distal a la inserción del tendón flexor superficial, por lo que sólo se corta el tendón flexor profundo.
  2. La sección de flexor en zona II ocurre proximal a la inserción del flexor superficial, por lo generalmente se acompañan la lesión de flexor superficial y profundo. La sección de flexor en zona II tiene peor pronóstico funcional ya que es más frecuente la formación de cicatrices entre los tendones y con las poleas, siendo más frecuente la necesidad de realizar tenolisis y artrolisis.
La sección de un tendón flexor es una indicación de cirugía urgente. La reparación de los tendones flexores, conocida como tenorrafia, idealmente debe realizarse de forma inmediata, o al menos antes de las siguientes 48 horas.  Cuando no se realiza la reparación tendinosa, puede tener lugar una  retracción de los cabos de sección creando un defecto, en el que el organismo comienza un proceso de cicatrización, por lo que se pierde el espacio natural por el que discurre el tendón. Además el cabo proximal se acorta y cada vez resulta más dificultosa su reparación.

La reparación de los tendones flexores debe realizarse cómodamente por un abordaje amplio. En algunas ocasiones, los pacientes se sorprenden, ya que la herida inicial era mínima. Los objetos corto-punzantes pueden producir lesiones muy extensas en profundidad a través de heridas muy pequeñas. Para una correcta exploración quirúrgica de la herida es necesario realizar un abordaje estándar tipo Brunner y diagnosticar otras posibles lesiones como las de los nervios o las arterias colaterales.

 Una vez identificada la zona de lesión del tendón flexor es necesario recuperar los cabos de sección. Normalmente el propio mecanismo de lesión abre una zona del canal flexor por el cual realizar la reparación. En cualquier caso, si no hubiera espacio suficiente para realizar la reparación, es necesario realizar una pequeña apertura en el canal flexor, siempre preservando las poleas más importantes, como son la A2 y la A4.

Lesiones de tendones

Flexionando la punta del dedo generalmente se identifica el cabo distal, mientras que para recuperar el cabo proximal es necesario flexionar la articulación metacarpofalángica, la muñeca y a veces exprimir distalmente la musculatura flexora del antebrazo. Cuando estas maniobras no son exitosas, es necesario realizar una pequeña apertura en la palma de la mano. Por allí se recupera el tendón, se pasa una sonda de silicona (tipo sonda urinaria pediátrica) hacia la punta del dedo y se sutura el cabo proximal a la sonda. Al tirar de la sonda desde la herida original se traslada el cabo proximal del tendón hacia la zona de lesión, y se puede entonces iniciar la tenorrafia.

 Los cabos se preparan para su reparación sosteniéndolos mediante una aguja cruzada entre polea y tendón. Siempre se debe evitar la manipulación de la punta de los cabos para no empeorar su calidad. La reparación debe realizarse utilizando sutura con aguja cilíndrica, con al menos 6 cabos que crucen la tenorrafia. Nuestra sutura preferida es la de tipo Kessler  con polipropileno 4/0 acompañada de 2 puntos de sutura en forma de U y finalmente una sutura epitendinosa continua de polipropileno 6/0 descrita por Silfverskiöld.
 
Al finalizar la reparación conviene verificar que la tenorrafia puede desplazarse cómodamente por el interior del canal flexor. Una reparación de tendón de calidad dudosa debe repetirse ya que con gran diferencia lo más probable es que se rompa durante la fase de rehabilitación.

La fase de rehabilitación debe ser supervisada por el cirujano responsable ya que la rotura accidental de la tenorrafia durante la rehabilitación constituye una urgencia que debe tratase de igual manera que la lesión original.

Si usted ha sufrido una lesión de tendón flexor, no dude en contactar con nosotros para una valoración.

Lesiones de Poleas y Tendones de la Mano

La mano
La mano
La función de la mano depende de numerosas estructuras, desde piel, grasa, tendón, hueso hasta las poleas y los nervios

Las lesiones de poleas de los tendones flexores constituyen uno de los diagnósticos más complejos en cirugía de la mano. Los tendones flexores se deslizan por el canal flexor de los dedos, que está constituido por bandas colágenas paralelas y cruzadas, denominadas poleas. Las poleas tienen como función principal mantener el tendón flexor próximo al hueso para conservar el  “momento de fuerza”.

Las poleas más importantes para la flexión de dedos son la A2 y A4, aunque algunos autores defienden que el resto de poleas también tienen cierta importancia para la flexión. La polea A2 se encuentra sobre la falange proximal, mientras que la A4 sobre la falange media. La lesión de poleas suele tener lugar en traumatismos masivos sobre los dedos.

La ausencia de poleas produce un desplazamiento anterior (palmar) del tendón, que limita enormemente su excursión, y produce una imagen típica de  cuerda de arco.
Cuerda de arco tendinoso
La imagen muestra una importante limitación funcional debido a la presencia de “cuerda de arco tendinoso”, que impide la flexión del dedo.

La lesión de poleas requiere de una planificación para su corrección. La reconstrucción de poleas es un proceso que se realiza en dos tiempos quirúrgicos. En el primer tiempo, se deben eliminar todos los restos cicatriciales de canal flexor, y lograr una movilidad pasiva completa mediante las artrolisis necesarias. Como condición indispensable para la cirugía, el dedo debe presentar buena sensibilidad, y las lesiones que pudieran haber ocurrido sobre nervios deben estar reparadas.

Para la reconstrucción de las poleas es necesario utilizar injertos de tendón. Se coloca una varilla de silicona de 4-mm de ancho en el futuro canal flexor. Alrededor de ella, de forma anular, se coloca el tendón pasando por debajo del aparato extensor en el caso de una polea A2 o por encima del aparato extensor en el caso de una polea A4.  Se dan al menos 3 vueltas de injerto de tendón dando tensión a la reconstrucción pero permitiendo el deslizamiento de la varilla. La punta de la varilla se fija en la falange distal a los restos de canal flexor, mientas que el cabo proximal, en palma de mano o en muñeca, se deja suelto. El cierre de las heridas se debe realizar de forma concienzuda para evitar la exposición del implante de silicona, preferiblemente con suturas de monofilamento no absorbible según Allgöwer.

Es fundamental para el éxito de la intervención iniciar la terapia física y rehabilitación de forma inmediatas. El vendaje debe ser mínimo para facilitar el movimiento en el máximo rango articular desde el día siguiente de la intervención. Se debe vigilar durante el proceso de rehabilitación que no falle ninguna de las suturas. Las suturas se pueden retirar transcurridas 2 semanas y continuar la terapia durante 3 meses, hasta lograr que el dedo se encuentre totalmente flexible y haya cedido el edema.
Si usted ha sufrido una lesión de un tendón o presenta una cuerda de arco, no dude en pedirnos cita para una valoración.