Blog

Protocolo de Rehabilitación Tras Reconstrucción de Tendones Flexores

Tendones flexores
Este post trata sobre tendones flexores. Si Ud. quiere información sobre tendones extensores pulse AQUÍ.
La rehabilitación de los tendones flexores tras una laceración o sección, o tras una reconstrucción de poleas requiere de un cuidado muy especial. En este post vamos a dar información sobre una serie de ejercicios que facilitan la recuperación después de una reparación de tendones flexores.

¡AVISO!

Durante el periodo de rehabilitación de un tendón (12 primeras semanas) no debe:

  1. Dejar el dedo inmovilizado, ya que la cicatriz interna formará adherencias.
  2. Comprobar “qué fuerza” es capaz de hacer, como por ejemplo con un dinamómetro, ya que este tipo de comprobaciones suele finalizar cuando se rompe la tenorrafia que está en fase de cicatrización.

Las reparaciones de tendones  se denominan técnicamente como tenorrafias. Existen diferentes maneras de realizar las tenorrafias, con diferentes resistencias. No todas las tenorrafias son igual de resistentes, por lo que hay que tener en cuenta cómo está hecha una tenorrafia antes de plantear el modo en que se va a realizar la rehabilitación.La información sobre la técnica que se ha empleado para realizar la tenorrafia y el tipo de hilo de sutura del tendón debe constar en el informe médico de la intervención, para que así el paciente pueda ser valorado por el resto de los profesionales.

Según los trabajos ya clásicos de Strickland, las tenorrafias más resistentes son las de 6 cabos suplementadas con sutura epitendinosa contínua. Los hilos más frecuentemente utilizados son 4/0 para la reparación y 6/0 para la sutura epitendinosa. La reparación de tendón puede realizarse de muchísimas formas.

La técnica más extendida es la tenorrafia de Kessler-Tajima, que aporta dos cabos de sutura. Después se debe complementar con 4 cabos más, utilizando por ejemplo 2 puntos en “U”. La sutura epitendinosa puede ser una contínua simple, aunque nosotros preferimos la sutura de Silfverskiöld porque reduce en grosor de la reparación y parece facilitar el deslizamiento dentro del canal flexor.

Los tres aspectos  que hay que tener en cuenta durante la rehabilitación de tendones flexores son:
  1. No superar la resistencia de la tenorrafia. Los ejercicios deben ser suaves, y el paciente y el fisioterapeuta deben conocer la técnica empleada en la reparación quirúrgica. No se deben extender los dedos después de un tenorrafia para no romperla. Para ello utilizamos la férula tipo Durán, que limita la extensión global de los dedos.
  2. Extender correctamente la articulación interfalángica proximal de los dedos después de la intervención. Aunque parece contrario a la intuición, es quizás el gesto más importante para evitar la rigidez de los dedos. Para extender la articulación interfalángica proximal sin romper la tenorrafia se debe colocar una férula de Durán en flexión de articulaciones metacarpofalángicas (70º) y de la muñeca (30º) como muestra la imagen debajo.

    Ferula Duran
    Férula de Durán permite extender la articulación interfalángica proximal. Dado que mantiene la muñeca y las articulaciones metacarpofalángicas en flexión leve, la reparación del tendón no se somete a una fuerza excesiva.
  3. Realizar los  ejercicios de forma progresiva. Durante las tres primeras semanas realizar de forma pasiva la flexión y extensión de todos los dedos en todo el rango posible de movimiento que permita la férula.

La férula se puede retirar después de 3 semanas, y se pueden iniciar entonces los ejercicios activos asistidos, en los que el paciente cierra el puño mientras se ayuda con la otra mano a cerrar. Este y los dos siguientes  ejercicios pueden prolongarse durante tres semanas.

Es muy interesante acompañar el cierre de puño con un ejercicio de movimiento pasivo tipo Moberg en el que al flexionar la muñeca los dedos se extienden pasivamente, y por contra la extender la muñeca los dedos se flexionan cerrando el puño muy suavemente. En el siguiente video podéis ver los movimientos tipo Moberg:

Los ejercicios deben realizarse de forma más intensiva por la mañana, ya que el reposo nocturno aumenta el edema y dificulta el movimiento. El ejercicio debe comenzar por una fase de calentamiento, de aproximadamente 10 minutos, sumergiendo la mano en agua tibia con sal. Después los ejercicios se deben realizar durante 40 minutos. El resto del día conviene realizar múltiples repeticiones, entre 20 y 100 veces cada hora, según la tolerancia al dolor, para no perder lo ganado durante la mañana.

Finalmente, el ejercicio de cerrar el puño pasivamente con la otra mano, y soltarlo mientras se mantiene el puño cerrado activamente también ayuda a flexibilizar los dedos.

Después de seis semanas de ejercicios asistidos, puede continuar con ejercicios de flexión activa de dedos y cierre de puño, sin ayuda de la otra mano pero sin resistencia, es decir, sin pelota ni otros elementos en la palma de la mano!! Son los mismos ejercicios que antes, pero sin ayudarse con la otra mano, y que se deben practicar durante seis semanas más.

Los ejercicios activos contra resistencia deben evitarse hasta transcurridas 12 semanas desde la lesión. Hasta entonces, los ejercicios deben realizarse de forma progresiva y controlada.

Una inmovilización prolongada, un ejercicio muy brusco, un cierre de puño activo contra resistencia, el tabaco, los corticoides, un traumatismo muy severo y una pobre técnica quirúrgica pueden contribuir al fracaso de la reparación del tendón. Normalmente las reparaciones de tendones requieren incisiones amplias en la piel. No es frecuente reparar el tendón con buena calidad por una incisión pequeña.

El fracaso puede ocurrir por rotura del tendón o por adherencia del tendón. La rotura de una tenorrafia es una emergencia, y requiere de intervención quirúrgica inmediata. Las adherencias de tendones se diagnostican más allá de las 8 semanas, y suelen necesitar reintervención pero no constituyen una urgencia quirúrgica.

Estructura desmoronándose

No dude en contactar con nosotros si se le ha complicado una lesión de tendón flexor.

Muchas veces observamos que los pacientes tienen poca información o no la han entendido bien en los primeros días tras la intervención. Para mejorar la comunicación con el médico que le atiende, recomendamos también leer nuestro post para preparar la visita médica.

Otras entradas sobre tendones y cirugía de mano:

  1. Lesión de poleas y tendones. Explica cómo las poleas afectan la excursión de los tendones d ela mano.
  2. Lesión de tendones de la mano. Explica cómo reparar un tendón.
  3. Dolor en cicatrices de dedos. Explica cómo dar masajes y educar la sensibilidad después de cirugía de la mano.

Los Tractores No Son Juguetes. Traumatismos Severos del Pie.

Tractor

Quizás uno de los asuntos que más desolado me deja cada verano son las lesiones por tractores en niños. Y con este post quiero tratar de concienciar a los adultos de lo siguiente:

Los tractores no son juguetes

Con la llegada del verano, muchos niños acuden de visita veraniega al campo y a los pueblos. Allí se ven expuestos a diferentes situaciones no habituales, entre las cuales está el contacto con los tractores.

Los tractores son vehículos catalogados en el área de vehículo industrial, que alcanzan velocidades pequeñas pero con muchísima potencia y peso. Su diseño no tiene en cuenta medidas de seguridad pasiva.

Lamentablemente cada año nos encontramos en la puerta de urgencias con niños que han tenido un accidente de tráfico con un tractor. Normalmente se deben a aplastamientos muy severos, a veces con amputación y pérdida del riego sanguíneo, con el consiguiente riesgo de gangrena.

Además hay que tener en cuenta que las ruedas de los tractores suelen tener una altísima contaminación por estiércol, escombros y heces de animales. Esto complica enormemente cualquier lesión causada por estos vehículos.

En ocasiones como resultado de un juego o una actividad lúdica, hemos tenido la desafortunada ocasión de atender niños accidentados por tractor. Es frecuente además los vehículos estén funcionando, por lo que suelen acompañar la responsabilidad de un adulto.

Las lesiones más típicas son la amputación, fractura, lesión cutánea extensa, amputación de dedos, lesión de los tendones, lesión de nervios y finalmente y más grave, la lesión de las arterias y consiguiente isquemia y necrosis.

La solución quirúrgica para los casos de aplastamiento por tractor suele ser muy compleja.

El propio día de la lesión hay que determinar qué parte de la lesión se puede recuperar con técnicas de microcirugía y qué parte debe esperar a la observación. Normalmente se necesitan varios días e incluso semanas para que las lesiones de los tejidos blandos se delimiten y podamos valorar de forma segura qué partes de la piel, tendones, nervios, huesos o músculos se van a gangrenar y habrá que quitar.

Si nuestra intención es reconstruir y disminuir al máximo los requerimientos de amputación, lo habitual es necesitar varios desbridamientos seguidos de la cobertura de heridas con piel de otra parte del cuerpo, en forma de injertos o colgajos microquirúrgicos.

Este gesto se debe acompañar de estabilización de los huesos, bien de forma definitiva si hay fracturas, o bien de forma temporal si sólo es para proteger la reconstrucción y la posición funcional del pie. Nosotros solemos utilizar fijadores externos para cuidar la posición del pie y evitar el pie equino, manteniendo la flexión dorsal del pie en 90º.

A veces, lamentablemente no queda más remedio que ampiutar el pie destruido.

 

Por favor, no deje que los niños se acerquen o monten a los tractores. No son juguetes, son vehículos industriales.

Rehabilitación de Tendones Extensores

Este post trata sobre lesión aguda de tendones extensores. Si Ud. quiere información sobre tendones flexores consulte AQUí.

La rehabilitación de tendones extensores es compleja debido a que hay diferentes lesiones y diferentes niveles, por lo que cada tipo de lesión requiere de un tipo de rehabilitación específico.

Vamos a explicar las lesiones AGUDAS (de corta duración) de aparato extensor desde punta de dedo hasta antebrazo, y daremos algunas nociones sobre rehabilitación. Conviene que además los pacientes consulten a los profesionales sobre sus lesiones y el tratamiento adecuado.

NO TRATAREMOS EN ESTA ENTRADA LAS LESIONES CRÓNICAS (de larga evolución) DE APARATO EXTENSOR. Por tanto no se deben aplicar directamente estas nociones a las lesiones crónicas, como por ejemplo el cuello de cisne o la lesión de boutonnière crónico.

Zonas del Aparato Extensor

Zonas de tendones extensores
Zonas de posible lesión de tendones extensores. Son importantes porque cada zona tiene un tipo específico de rehabilitación.
Zona I: dedo martillo

La lesión típica produce un dedo en martillo. La punta del dedo se cae hacia abajo y aunque el paciente intente subirla no lo consigue. La rotura del tendón extensor puede tener un fragmento óseo asociado.  En nuestra opinión, el dedo en martillo sólo necesita cirugía en ocasiones muy infrecuentes. Sólo si hay un fragmento óseo muy grande, entonces puede ser necesaria la cirugía. En mi experiencia la mejor manera de solucionar el dedo en martillo es mediante una férula de Stack mantenida día y noche durante 6 semanas, seguida de férula de Stack nocturna durante 6 semanas más.

Ferula de Stack
Férula de Stack

La rehabilitación y flexibilización del dedo de martillo no debe comenzar hasta que se retire la férula de Stack. La rehabilitación debe ir encaminada al cierre suave del puño, y nunca a la flexión forzada del dedo. Durante 6 semanas de férula lo que hemos logrado es que se forme una cicatriz que realiza la función del tendón extensor. Esa cicatriz todavía no se puede forzar hacia la flexión. En el siguiente vídeo se muestran movimientos suaves de flexión que permiten recuperar la sensibilidad sin poner en peligro la recuperación del tendón extensor.

Zona II

Estas lesiones siempre necesitan cirugía para su reparación. Solemos utilizar puntos en forma de U no absorbibles de nylon cilíndrico 4/0 buscando queden los cabos tendinosos perfectamente enfrentados. Mantenemos tres semanas una férula con el dedo en extensión. Tras quitar la férula se inician ejercicios iguales que en el dedo de martillo.

El cierre de puño tocando con la punta de los dedos en la base de la palma se debe lograr entre la 4ª y 5ª semana. La progresión de la flexión de dedos debe continuar despacio en las semanas siguientes. Nuestra recomendación es flexionar progresivamente los dedos con ayuda de la otra mano. Se debe tener la precaución de extender la muñeca simultáneamente, para evitar un exceso de tensión en la reparación. La tensión se puede continuar aumentando hasta las 12ª semana tras la reparación, momento desde el cual se considera que la tenorrafia ha alcanzado la madurez cicatricial.

Flexión forzada de tendones extensores.
Flexión forzada. Sólo debe alcanzarse al final de la cicatrización de los tendones extensores. NO lo recomendamos antes de 12 semanas desde el traumatismo
Zona III (bandas laterales): lesión de boutonnière

La lesión del aparato extensor en zona III, sobre todo por mecanismos contusivos cerrados, produce una debilidad del aparato extensor con una trasposición volar de las bandas laterales. El efecto  es la hiperextensión de la articulación interfalángica distal y la flexión de la interfalángica proximal, lo que se conoce como lesión en ojal y provoca el dedo de boutonniere.

Deformidad de boutonniere
Deformidad de boutonnière, con flexión proximal y extensión distal de las articulaciones interfalángicas.

En muchas ocasiones la deformidad no es inmediata y comienza a aparecer en los siguientes días. Por eso la mayoría de las lesiones agudas de boutonnière no se diagnostican en urgencias, sino en la consulta.

La manera de ferulizar y rehabilitar la deformidad aguda de boutonnière es con una férula específica de boutonnière y ejercicios desde el primer día del diagnóstico, durante 6 semanas.

Férula de boutonnière
Férula de boutonnière

Los ejercicios para la corrección del boutonnière son específicos, y pretenden retensar las bandas laterales hacia el centro del dorso del dedo. Esto se consigue extendiendo la articulación interfalángica proximal y flexionando con fuerza la articulación distal. La férula de boutonnière permite realizar los mismos ejercicios si colocamos un esparadrapo en la zona más cercana a la base del dedo.

Zonas III (banda central) a IX

Las reparaciones de tendones extensores en zona III, IV, V se pueden realizar con puntos en U de material no absorbible (prolene 4/0) para conseguir el enfrentamiento perfecto de los cabos tendinosos). En zona VI, VII, VIII y IX podemos realizar puntos tipo Kessler-Tajima. En todos los casos se puede acompañar de suturas epitendinosas, al menos del dorso en las primeras y circunferenciales en las segundas.

Nosotros ferulizamos las lesiones en zonas III hasta la IX de la misma manera: muñeca levemente extendida 30º y articulación metacarpofalángica en flexión de 20º, mientras que las articulaciones interfalángicas deben permanecer extendidas a 0º. Esta férula se coloca por la cara volar de la mano, y el dorso se cubre con tul, gasas extériles y vendaje firme pero que no produzca compresión.

Férula de extensión estática
Férula de extensión estática

La férula se mantiene durante al menos tres semanas. Al retirar la férula se pueden retirar los puntos de sutura. Después volvemos a realizar un vendaje de la mano si las heridas fueron muy extensas, o colocar apósitos si fueron pequeñas. Normalmente recomendamos a los pacientes no iniciar la rehabilitación en la cuarta semana. Tan sólo recobrar los movimientos normales en la muñeca y volver a ganar flexibilidad, ya que la mano suele estar unos días entumecida después del periodo de inmovilización.

Si tiene problemas con una lesión de tendones extensores no dude en consultarnos.

 

Qué Hacer Cuando Te Quemas

Las quemaduras menores son lesiones bastante frecuentes en accidentes domésticos o laborales. Suelen deberse a pequeños despistes o errores de cálculo. Las quemaduras menores no suelen deberse a incendios o accidentes graves. En esta entrada del blog  intentaremos dar unos consejos para quemaduras pequeñas.  Las quemaduras menores pueden tratarse de forma ambulatoria o en domicilio, mientras que las graves requieren ingreso hospitalario y valoración quirúrgica y de medicina intensiva.

¿Qué tipos de quemadura hay?

  1. Primer grado: son las más superficiales y se manifiestan por piel enrojecida. La más típica es la quemadura después de tomar el sol (eritema solar). A veces puede evolucionar a ampolla si profundiza. Después de una quemadura de primer grado no queda cicatriz.
  2. Segundo grado: son quemaduras de “espesor parcial”, no todas las capas de la piel están quemadas.  Se pueden dividir en superficiales y profundas. Las más superficiales pueden cicatrizar sin apenas cicatriz ya que las células de la piel pueden crecer desde las zonas profundas y desde los folículos pilosos. Las quemaduras de segundo grado profundas pueden dejar cicatriz e incluso necesitar cirugía, ya que casi no quedan células de la piel para regenerar la quemadura.
  3. Tercer grado: en este caso todas las capas de la piel se han quemado. Necesitan cirugía para su tratamiento, y siempre dejan cicatriz. Son quemaduras graves que necesitan atención médica urgente.
  4. Cuarto grado:  en estas quemaduras, además de la piel se queman tejidos profundos como grasa, tendones o nervios.

¿Qué hay que hacer tras la quemadura?: La Urgencia

Después del susto inicial tras el accidente que ha originado la quemadura, lo primero que hay que hacer es asegurarse de que apagamos el fuego o la fuente de calor que originó la quemadura. Si el accidente desemboca en un incendio avise al 112 y grite FUEGO pidiendo ayuda a las personas cercanas. Los primeros momentos son los más fáciles para apagar un fuego.

Una vez que está claro que ha sido un accidente menor, como por ejemplo salpicadura de aceite hirviendo, escaldadura por vapor, agua caliente… Lo primero que hay que hacer es lavar la zona de la quemadura con agua fresca abundante y jabón. El agua alivia mucho la molestia inicial. El jabón puede ser cualquier jabón de tocador, no es necesario ningún jabón especial, tampoco “jabón de lagarto”. El chorro de agua fresca sobre la quemadura produce una sensación refrescante que alivia mucho el picor.

Una vez bien limpia la zona hay que evaluar la extensión de la quemadura. Normalmente no recomendaría el cuidado de quemaduras en el domicilio si las quemaduras son mayores de 3 ó 4 cm de diámetro, salvo que sea personal sanitario o tenga experiencia. Una visita al médico siempre es conveniente.

Trascurridos unos minutos (normalmente 30-45) podrá ver si comienza a aparecer ampolla en la zona. Si sólo persiste el eritema (piel roja) será una quemadura de primer grado. Si aparece ampolla será de segundo grado. En ese tiempo, la quemadura es molesta. Hay tres maneras de calmar la molestia:

  1. Pomadas: las pomadas por si misma sólo alivian las molestias de la quemadura parcialmente. Las más reconocidas contienen vaselina o productos oleosos. Hay quien incluso recomienda untar aceite de oliva, aunque yo no suelo recomendarlo porque es líquido y se escurre, y queda muy poco en la quemadura. Las pomadas con corticoides ayudan bastante. Hay que evitar poner productos extraños, como por ejemplo pasta de dientes o soluciones de bicarbonato.
  2. Vendaje: Los vendajes sobre quemaduras deben ser suaves y confortables. La zona de la quemadura se cubre primero con un apósito que tenga abundante contenido en lubricante oleoso, como por ejemplo vaselina. Con esto se evita que las gasas se peguen a la quemadura, ya que al quitarlas puede ser bastante molesto. Si no tiene apósitos oleosos en domicilio, bastará con poner una buena cantidad de vaselina, de 1 ó 2 mm de espesor sobre la quemadura, y gasas encima. Después puede vendar con venda tipo “crepé” o venda habitual de farmacia.
  3. Medidas posturales: es fundamental que si la quemadura ocurre en manos o pies, se pongan hacia arriba. Si dejamos una mano con una quemadura hacia abajo, la sangre se remansa y la mano se hincha más, duele más y la quemadura puede profundizar. Al elevar la mano, se deshincha, duele menos y profundiza menos.
  4. Calmantes (analgesia), como por ejemplo con fármacos del tipo paracetamol, metamizol, antiinflamatorios.
  5. Medidas preventivas: la más fundamental es NO FUMAR. El consumo de tabaco hace que la quemadura profundice ya que el tabaco cierra las arterias, y no llega el nutrimento suficiente a la quemadura. Evite el consumo de tabaco después de quemarse.

En general el uso de antibióticos en quemaduras no se recomienda.

Qué hacer cuando uno se quema
Las quemaduras son lesiones frecuentes que tienen un tratamiento sencillo si son pequeñas y poco profundas.

¿Cómo se cuida la quemadura?: Fases de la Quemadura

Una de las dudas típicas llega cuando al quitar el vendaje aparece la ampolla.¿Se debe abrir la ampolla de una quemadura? La respuesta no está clara, y hay motivos a favor y en contra para abrir las ampollas y vaciarlas. Realmente me parece poco importante ya que no cambia claramente el curso de la quemadura.

Mi consejo es que si la ampolla está perfectamente formada y no se ha roto, es mejor dejarla estar ya que suele ser indolora. A veces la ampolla se rompe por sí sola y se vacía. En tal caso recomendaría eliminar la piel que se ha quedado despegada. Esto puede hacerse en domicilio con una tijera bien limpia, pero si como decimos la quemadura es de más de 3-4 cm conviene acudir al médico para eliminar esa piel en mejores condiciones utilizando material estéril.

Ampolla quemadura superficial
Ampolla formada tras una quemadura superficial por aceite.

Igual que en el momento del accidente, la ampolla se puede lavar con agua y jabón. Si he ha roto y se ha despegado la piel y la recortamos, la herida que queda suele picar bastante. Lávela con agua y jabón abundantes, frontándola suavemente y haciendo espuma con el jabón. El chorro de agua fresca le aliviará.

Una vez limpia, el siguiente paso es similar al momento del accidente: pomada oleosa, apósito vaselinado, vendaje suave, mano en alto (o pie si corresponde) y no fumar.

El cambio del vendaje puede realizarse cada 48 o 72 horas.

Cuando la suerte hace que la quemadura afecte a zonas planas, sin curvas ni articulaciones, puede tratarse bien la quemadura con apósitos hidrocoloides que stán disponibles en algunas farmacias. Después de lavar con agua y jabón puede aplicar el apósito y cubrir la ampolla o la zona quemada. No es necesario cambiar el apósito hasta que se despegue sólo. Es muy confortable y para quitarlo muy poco molesto.

Las quemaduras más profundas tardar varios días en “dar la cara” hasta que se comprueba correctamente la profundidad.

El tiempo habitual necesario para que se termine de curar la quemadura oscila entre los 10 y 14 días.

Después la piel regenerada está de color rosa (cara), rojo (manos) o incluso violáceo (típico de las piernas). Esto es normal y nunca es definitivo. Es cuestión de tiempo que la cicatriz vaya mejorando poco a poco en las siguientes semanas. SI las quemaduras fueron profundas mejorarán a lo largo de meses e incluso hasta dos años después podrá seguir mejorando. Lo normal en quemaduras pequeñas de las manos es que queden rojas unas semanas y vaya desvaneciendo poco a poco.

Las cicatrices de las quemaduras, al igual que todas las cicatrices, se benefician de masajes de 20 minutos al día, sobre todo si quedaron duras al terminar la cicatrización. Además se favorece la sensibilidad, ya que al principio está alterada y parece que molesta al tocar.

Cuando las quemaduras son profundas y dejan cicatriz, conviene realizar una consulta médica para valorar las secuelas cicatriciales. Existen multitud de procedimientos para mejorar las ciatrices de quemaduras. Si quiere puede consultar más información sobre quemaduras faciales en este enlace.

¿Cuándo es necesario acudir al médico?: Unos consejos

Las quemaduras de primer grado no suelen requerir un tratamiento médico específico, y pueden ser tratadas en el domicilio. En general conviene beber mucha agua y aplicar abundante crema hidratante entre 4 y 6 veces al día. Las quemaduras solares suelen ser de primer grado y suelen afectar una superficie bastante grande del cuerpo. En personas sanas, no es necesario más que hidratar bebiendo agua y con crema. Si el paciente tiene otras complicaciones, como por ejemplo alteración del nivel de conciencia, o diabetes o deshidratación entonces es necesaria una valoración médica urgente.

Que hacer cuando te quemas

Las quemaduras de segundo grado en adelante forman ampollas, y es recomendable una valoración médica. A veces si son muy pequeñas (yo diría hasta 3-4 centímetros de diámetro) podrían tratarse en el domicilio, siempre que el paciente no tenga otras enfermedades o sea fumador.

CUANDO ACUDIR AL MEDICO:

Si se encuentra en alguna de las siguientes situaciones no dude en acudir al médico de forma urgente:

  1. Quemadura en la cara.
  2. Quemadura en los ojos.
  3. Quemadura de las manos o los pies.
  4. Quemadura de los genitales.
  5. Inhalación de humo.
  6. Quemaduras de tercer grado.
  7. Quemaduras eléctricas.
  8. Quemaduras en bebés.

¿Complica el tabaco la evolución de las quemaduras?

El consumo de tabaco hace que las quemaduras profundicen más. El consumo habitual de tabaco provoca el cierre de las arterias, por lo que las zonas que se quemaron reciben menos aportación de nutrientes, oxígeno, calmantes o incluso antibióticos. Por todo ello pueden presentar peor evolución.

15 Recomendaciones Para Pacientes en la Visita Médica

Visita médica. Apunte sus dudas.
Visita médica. Apunte sus dudas.
Apunte sus dudas para resolverlas en la consulta médica. Así evitará perder información.

15 Recomendaciones Para Que Los Pacientes Hagan Una Buena Visita Médica

En muchas ocasiones los paciente se encuentran ante situaciones inesperadas, con diagnósticos que quebrantan de forma brusca su actividad cotidiana. Ocurre que deben acudir al médico, y son presa de un manojo de nervios, están asustados y no consiguen tener una buena comunicación con los equipos médicos debido a una situación psicológicamente desbordante.

A veces no se logra establecer una relación de empatía con los profesionales sanitarios, y aunque los pacientes reciben la información, es posible que no la recuerden por completo, o que el médico o la enfermera no hayan dado todos los detalles del procedimiento que se va a realizar.

¿Qué podemos hacer para mejorar la visita médica?

Existen algunos trucos que podéis utilizar para mejorar la experiencia de la visita médica y sacarle el máximo rendimiento. Vamos a repasarlos.

  1. Respire dos veces antes de entrar: parece obvio, tomar la respiración e intentar tranquilizarse antes de la visita. Es importantísimo, pero en muchas ocasiones se escapa de nuestras manos. Todos hemos sido presa de los nervios alguna vez, y todos somos conscientes, tanto los pacientes como los profesionales, de que esto ocurre de forma natural.
  2. La presencia de un familiar siempre es beneficiosa. Permite dar apoyo al paciente, pero además, siempre existe la posibilidad de que entiendan mejor la conversación. Ambas pueden escuchar la información y entender o aclarar lo que se haya comentado. Además, el familiar puede anotar la información, dudas o preguntas que surjan, ya que el paciente ya tiene bastante con su propio proceso. El familiar siempre es una buena descarga para el paciente. Las palabras de apoyo de un familiar de confianza que sea tranquilo pueden ayudar en ese momento antes de la visita.Reconstrucción simétrica
  3. Tratar de establecer una relación cercana con el personal de enfermería. En muchas ocasiones, los médicos trabajan bajo presión ya que tienen agendas completas, así que la disponibilidad de tiempo y por tanto de intercambio de información puede ser limitada. Para los pacientes puede resultar muy útil enlazar con el personal de enfermería, que quizás puede dedicarle unos minutos extras mientras el médico visita al siguiente paciente. También puede ayudarle a aclarar las dudas y a concretar un poco más la información, en algún aspecto especial. También puede ayudarle a entender el la información en un lenguaje más cotidiano, ya que el lenguaje médico puede resultar excesivamente técnico en algunas ocasiones. Además, es posible que se le ocurran preguntas transcurridos unos minutos después de terminar la visita médica, pequeños detalles, que pueden ser resuelto con la enfermera.
  4. Si busca información sobre una intervención quirúrgica, pida que le hagan dibujos sencillos para entender mejor cómo se realizará la intervención. incluso puede llevárselos a casa, le ayudará a recordar la información.También pida que en la medida de lo posible le enseñen las radiografías y pruebas de imagen para también entender mejor su diagnóstico y la operación que le proponen. Esta es la manera más específica de obtener información sobre su proceso, y mucho mejor y más directa que tratar de comparar con otras experiencias que pueden aparecer en Google y que en cambio pueden no ser comparables. También puede pedir información sobre otros pacientes, imágenes sobre otros resultados previos.Diseño de colgajos abdominales y cierre abdominal
  5. Cuando el médico o la enfermera le ofrezcan un teléfono de contacto o alguna otra vía (correo electrónico, etc.) no desaproveche la ocasión. Es una excelente oportunidad para contactar con los profesionales que se van a ocupar de usted, y le permite resolver dudas en los momentos más convenientes para ambos. Puede que el médico tarde en responder su correo, pero lo más probable es que encuentre el tiempo para hacerlo. Si no le contesta, no puede establecer vías de contacto, es muy difícil hablar con él/ella o pone barreras para el encuentro, mi recomendación es replantear la situación y valorar buscar profesionales más disponibles para usted.
  6. Utilice los recursos que el equipo médico haya puesto a su disposición en internet. En ocasiones los profesionales escriben información sobre los procedimientos en los blogs de su página web. Esos blogs contienen las preguntas y respuestas más frecuentes, incluso aunque parezcan insignificantes. Por ejemplo en nuestro blog ponemos por escrito la misma información que damos a los pacientes en la consulta, así los pacientes pueden reforzar la visita médica, la información, aclarar detalles y tienen además nuestro teléfono y correo electrónico disponible para que realicen las aclaraciones necesarias.
  7. Consultar en Google sobre su procedimiento puede terminar por desorientar a los pacientes. Y no me refiero a que la información sea errónea. Me refiero a que profesionales y pacientes aparecen en Google dando información y contando sus experiencias. Sin embargo no todos los pacientes tienen las mismas enfermedades ni circunstancias, por lo que la información que dan puede no ser aplicable a otros pacientes. Distinguir este aspecto puede ser realmente complicado incluso para los profesionales, ya que incluso los pacientes con enfermedades parecidas pueden ser tratados de formas distintas. Por tanto mi recomendación es evitar búsquedas en Google como primera herramienta. Es mejor buscar la información que el equipo médico que la atiende tiene publicada en internet.
  8. Si quiere conocer la opinión de otros pacientes atendidos por el equipo médico, puede pedirlo abiertamente. Siempre suele haber alguien de confianza que estará encantado de compartir con otro paciente su experiencia de primera mano.
    Testimonios y Opiniones
  9. Durante la visita médica pregunte cuáles son todas las alternativas que hay para tratar su caso. A veces es humano tratar de simplificar las situaciones para hacerlas más manejables. Sin embargo conviene no perder de vista todas las opciones. Sé que esto puede resultar complicado porque con los nervios y la ansiedad, a veces tener mucha información parece que nos deja la situación menos clara. Por eso recomendamos siempre venir acompañados por un familiar para ayudar en ese proceso.
  10. Cuando existan diferentes alternativas, no tome la decisión al momento. Mi más sincera recomendación es esperar y respirar dos veces, otra vez 😉 Si existen diferentes alternativas, recoja claramente los beneficios e inconvenientes de cada una, y dedique tranquilamente en casa un tiempo a meditarlo. La situación en la consulta médica es estresante, y los pacientes no están en su ambiente. Tampoco tienen la obligación de tomar decisiones inmediatas. Tómese unas horas en casa para pensarlo tranquilamente, con su familia y allegados, personas de su confianza que le conozcan bien y le ayuden a tomar la mejor decisión informada para usted.reconstruccion de mama bilateral
  11. Valore todas las alternativas médicas, no dude en pedir una segunda opinión. Siempre es bueno tener la mayor cantidad de información posible. Por supuesto esto no garantiza nada respecto al resultado, pero al menos sabremos que la decisión que se tomó fue de la manera más concienzuda. Tenga en cuenta, que para una misma enfermedad pueden existir diferentes tratamientos, y que no todos los médicos han tenido las mismas experiencias con los diferentes tratamientos. Por tanto, la información que le darán siempre contiene un elemento de experiencia personal. No interprete esto como una falta de congruencia o de profesionalidad. Sencillamente, como la vida misma, la realidad puede ser interpretada de múltiples maneras. Si pide varias opiniones, no intente llegar al punto medio, ya que tampoco es seguro que su caso esté en ese lugar. Cuando haya decidido quién quiere que sea su médico, aténgase a sus recomendaciones, y verá como normalmente logra los resultados esperados.
  12. Antes de una intervención consulte si necesitará rehabilitación o fisioterapia, busque dónde la puede hacer, suele haber centros cerca de los domicilios de los pacientes, más de lo que espera! SI va a necesitar implantes, prótesis externas, fajas, prendas específicas, etc. consulte dónde puede encontrar las preferidas por su equipo médico. Normalmente le recomendarán las que mejor resultado han tenido en su experiencia.
  13. Pregunte los tiempos de recuperación, momento estimado del alta, cicatrización de heridas, cuando le quitan puntos, cuando puede hacer vida en domicilio y cuando puede volver a trabajar y hacer deporte.Recuperacion intervención
  14. Pregunte la opinión a su médico de cabecera. Son profesionales que velarán por usted sin otros intereses. Le pueden dar una opinión distinta y valorar su situación general. No lo desaproveche.
  15. No deje nunca preguntas por hacer. Es preferible resolver todas las cuestiones en la consulta. No desaproveche la oportunidad. Una vez resuelta la consulta y elaborado su plan, los profesionales suelen incomodarse cuando en la misma mañana de la intervención los pacientes plantean nuevas consultas, dudas, alternativas o qué intervención se va a realizar. Esto denota un defecto de la comunicación y una falta de maduración en el proceso de la enfermedad, atribuible siempre a ambas partes de la interacción, tanto profesionales como pacientes, y que hay que evitar para no tener sorpresas desagradables. Una correcta información le permitirá aumentar las posibilidades de llegar a buen puerto.La consulta médica

Lecturas Docentes Recomendadas

Docencia

Docencia

Las lecturas que recomiendo del mes  de Septiembre’15 son:

  1. The free instep flap for palmar and digital resurfacing. JPRAS Sept 2015. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S174868151500234X
  2.  Bilateral hand transplantation: Functional benefits assessment in five patients with a mean follow-up of 7.6 years (range 4-13 years). J Plast Reconstr Aesthet Surg. 2015 Sep;68(9):1171-83. doi: 10.1016/j.bjps.2015.07.007. Epub 2015 Jul 26.
  3. Bennett Fracture. J Hand Surg Am. 2015 Aug;40(8):1667-8. doi: 10.1016/j.jhsa.2015.05.017. Epub 2015 Jul 3.
  4. Anatomical and Round Breast Implants: How to Select and Indications for Use.Plast Reconstr Surg. 2015 Aug;136(2):263-72. doi: 10.1097/PRS.0000000000001474.
  5. Scarpa Fascia Preservation in Abdominoplasty: Does It Preserve the Lymphatics? Plast Reconstr Surg. 2015 Aug;136(2):258-62. doi: 10.1097/PRS.0000000000001407.

III Jornada de Reconstrucción de Mama Hospital Universitario La Paz

Jornada de Reconstrucción de Mama

III Jornada de Reconstrucción de Mama en Hospital Universitario La Paz, Madrid. 6 y 7 Noviembre de 2015.

III Jornada de Reconstrucción de Mama Hospital Universitario La Paz |

III Jornada de Reconstrucción de Mama en Hospital Universitario La Paz, Madrid.

6 y 7 Noviembre de 2015.

Reconstrucción de mastectomía: ¿qué técnica es más sencilla?

Reconstrucción de mama
Reconstrucción de mama
¿Cuál es la técnica más sencilla de reconstrucción de mama?

La reconstrucción de mama es un paso que deberían realizar la mayoría de las pacientes que han sufrido cáncer de mama, ya que la reconstrucción ofrece unos beneficios psicológicos y sociales de gran importancia para las pacientes. Sólo en algunas ocasiones, cuando las circunstancias oncológicas lo aconsejen, la reconstrucción debe demorarse .

Una de las cuestiones importantes en reconstrucción de mama es la percepción que las pacientes tienen de las diferentes técnicas de reconstrucción mamaria disponibles. A veces es necesario ampliar la información ya que las pacientes pueden no conocer bien qué implica cada tipo de reconstrucción, ya que no sólo importa el “ahora”, sino también la evolución de los próximos años, debido al  importante aumento de la supervivencia de las pacientes en los últimos años.

De forma general, debemos tener presente que la reconstrucción de la mama con implantes o prótesis no se comporta igual que una cirugía de mama de aumento estético. La gran diferencia se encuentra en la presencia o ausencia de la glándula mamaria. Así pues, en la  reconstrucción de mama ya no queda glándula mamaria,  debido a  se ha quitado por motivo del cáncer. En cambio , en el aumento estético, la glándula está presente, y aunque pueda ser pequeña o estar poco desarrollada, al estar conservada, aporta cierto volumen y protección al implante.

En  la reconstrucción de mama, por tanto, el implante se encuentra menos protegido, la piel es más fina, hay cicatrices distintas que en el aumento estético de mama y además se puede acompañar de radioterapia antes yo después de la intervención de reconstrucción. Todo ello dificulta la utilización de implantes en reconstrucción de mama.

¿Es sencillo utilizar implantes en reconstrucción de mastectomía?

En general cuando las pacientes no han recibido o no van a recibir radioterapia la reconstrucción de mama con implantes es sencilla y da buen resultado, especialmente cuando las mamas son de tamaño moderado o pequeño. Otra indicación  de la reconstrucción con implantes es cuando la paciente tiene una edad avanzada pero solicita la reconstrucción . También cuando la reconstrucción es inmediata y la cirugía del cáncer ha permitido dejar un tejido subcutáneo en cantidad aceptable. Y por último,   está indicada cuando la paciente no quiere cicatrices adicionales, o bien cuando la paciente desea una reconstrucción con implantes porque prefiere una recuperación más rápida.

En todos esos casos, la reconstrucción mamaria se puede realizar con implantes, con una intervención rápida y sencilla, que permite una recuperación en poco tiempo, sobre todo si la paciente no ha recibido radioterapia.

Pero a cambio, la paciente debe asumir que el seguimiento de los implantes es de por vida. ya que, lamentablemente los implantes mamarios no duran para toda la vida. Lo que significa que si se rompen es necesario cambiarlos ya que la silicona puede salir. Ya hemos comentado ésto en otras entradas, puede consultarlo aquí.

Varios estudios recientes han demostrado que en pacientes de reconstrucción de mama con implante mamario, al menos el 30% va a necesitar volver a operarse. Puede leer esta información aquí.

Reconstrucción
Hay técnicas que siendo válidas en la reconstrucción de mama, no pasan la prueba del tiempo, y la paciente se ve obligada a intervenirse con frecuencia.

Es necesario,  por tanto,  realizar controles por medio de ecografía anual desde el 5º año de la intervención. Así pues, una paciente puede que reciba el alta por su proceso oncológico, pero necesite visitar a su cirujano plástico una vez al año y hacerse pruebas, para valorar la integridad y buenas condiciones de los implantes.

¿Qué complejidad tiene la reconstrucción con tejidos propios (DIEP)?

La reconstrucción con microcirugía y colgajo DIEP es más compleja que la reconstrucción con implantes. La reconstrucción con el colgajo DIEP permite utilizar el tejido del abdomen, fundamentalmente grasa y piel, para reconstruir la mama de la forma más natural posible. Tiene como inconveniente que es necesario realizar cirugía en la parte baja del abdomen, aunque algunas pacientes mejorarán estéticamente a ese nivel.

La gran ventaja de la reconstrucción con colgajo DIEP es que una vez terminada la reconstrucción será estable de por vida, y la paciente no necesitará más re-intervenciones o controles por su cirujano plásticoAsí pues, en  aproximadamente entre 1,5 y 2 años,  podrá tener el alta del cirujano con un tejido sano, blando, simétrico con el otro pecho y que permanecerá de por vida.

Reconstrucción de mama
La reconstrucción de mama debe ser duradera para que la paciente no se tenga que re-intervenir varias veces a lo largo de su vida. La reconstrucción con colgajo DIEP es una base excelente a prueba del paso del tiempo.

¿Qué medidas hay que tomar para preparar la intervención?

Hemos evolucionado notablemente en la preparación de la intervención, y cada vez pedimos a las pacientes que participen más de la preparación. En estos momentos estamos realizando las siguientes recomendaciones:

  1. Abandonar por completo el consumo de tabaco.
  2. Suspender tamoxifeno desde dos semanas antes.
  3. Rellenar las reservas de hierro sanguíneo mediante aportes de hierro en ampollas bebibles.
  4. Adquirir medias de compresión mediana para después de la intervención.

¿Cómo se Reconstruye el Pezón Areola?

La reconstrucción del pezón es una de las cuestiones más importante en la reconstrucción de mama. Sin el detalle de la areola y el pezón la reconstrucción mamaria puede dar un resultado estético limitado. El resultado óptimo se observa cuando  se reconstruye el pezón y se realiza el tatuaje de la areola, logrando así, una simetría, no sólo del volumen, sino una simetría visual. La simetría visual completa permite el resultado más satisfactorio para la paciente tanto vestida como en la intimidad.

 ¿Dónde se reconstruye el pezón?

El pezón tiene una forma cilíndrica elevada en el centro de la mama. La mama tiene una forma circunferencial y la reconstrucción del pezón debe localizarse en el centro.  Los dos pezones deben quedar a la misma altura y simétricos respecto a la línea media del esternón. También deben localizarse en el meridiano de la mama, que habitualmente coincide con la continuación del margen lateral del músculo recto abdominal. Idealmente la inclinación del pezón debe ser de unos 5º ó 10º hacia arriba, teniendo el 55% del volumen de la mama por debajo de él y el 45% por encima.

¿Qué tamaño tiene el pezón?

Cuando la reconstrucción es de un solo pezón, el tamaño ideal debe ser el más parecido al pezón del otro lado. Habitualmente la altura del pezón suele ser entre 3 y 5 mm con un diámetro de 5 mm. El diámetro de la areola suele ser  de 42 mm, aunque está sujeto a muchos cambios según las características de la paciente (edad, tamaño de la mama, lactancia previa).

¿Cómo se reconstruye el pezón?

Una vez decidida la localización del pezón que se va a reconstruir, existen multitud de diseños posibles para reconstruir tanto pezón como areola.

Nuestro diseño preferido es el “diseño en estrella”. Tiene la ventaja de ser sencillo, lograr el diámetro deseado, quedar bien relleno de grasa y aprovechar las cicatrices previas.

La estrella se diseña con tres puntas, de tal manera que se gira una punta sobre otra, lo que da la altura al pezón. La tercera punta sirve como “tapa” para cerrar el pezón desde arriba.

Reconstrucción del pezón
Reconstrucción de pezón. Diseño del colgajo en estrella y resultado inmediato

La suturas pueden retirarse trascurridas 2 semanas.

¿Cómo se reconstruye la areola?

Nuestra recomendación para reconstruir la areola es la micropigmentación. Se trata de introducir pigmentos por medio de inyección indolora. Se puede realizar en la consulta sin necesidad de anestesia. Se debe comprobar el grado de pigmentación, de tal forma que ambas areolas se parezcan. Normalmente requiere dos sesiones y algún repaso con el paso del tiempo, ya que el pigmento no es definitivo. El diámetro de la areola vendrá determinado por el diámetro de la areola del otro lado, logrando así la mayor simetría.

¿Cuál es la evolución de la reconstrucción de pezón?

La reconstrucción del pezón suele tener la mayor proyección de altura en las primeras semanas, pero habitualmente se va aplanando poro a poco hasta llegar a la situación definitiva, aproximadamente 3 ó 4 meses después. Por ese motivo es conveniente “exagerar” levemente la altura del pezón, de tal manera que la paciente conserve altura al final del proceso de cicatrización y evitar el aplanamiento.

Consúltenos para valorar una reconstrucción de pezón.

Tejidos Propios en la Reconstrucción de la Mama: Colgajo DIEP

Reconstrucción simétrica
Reconstrucción simétrica
La reconstrucción de ambas mamas debe intentarse en la medida de lo posible con tejidos similares entre sí. Cuanto más parecidos sean, más parecido será el resultado y la evolución en el largo plazo. La simetría de la reconstrucción es fundamental en el largo plazo.

Tejidos Propios en la Reconstrucción de la Mama: Colgajo DIEP.

Hemos publicado este nuevo post en la web de nuestros amigos del Grupo Pedro Jaén.

En este post repasamos diferentes aspectos de la reconstrucción de la mama a modo comparativo entre los tejidos propios y los implantes de mama.